Per citar aquest document: http://ddd.uab.cat/record/5331
La construcción social de la violencia
Doménech i Argemí, Miquel
Íñiguez Rueda, Lupicinio

Data: 2002
Resum: La familia es uno de los contextos donde la violencia se produce de una forma más espectacular, alarmante, inesperada y cruel. Todas las combinaciones son posibles y de ello dan testimonio diario los medios de comunicación. Padres y madres contra hijos, miembros de la pareja unos contra otros. Hermanos contra hermanos e hijos contra padres. Puede parecer que se trata de un fenómeno moderno dada la repercusión que tal tipo de sucesos ha tomado, pero sabemos bien que se trata de algo tan antiguo como la familia misma y sus huellas se pueden rastrear en la producción literaria clásica y moderna que, de hecho, constituye una buena parte de nuestra memoria histórica. La familia de Pascual Duarte, Los hermanos Karamazov, son ejemplos del tipo de obras que alimentan ese imaginario colectivo que muestra a la familia como un locus de tensión y violencia. Ahora bien, es cierto que la cuestión de la “violencia familiar” es, entendida como problema social, una construcción reciente. Han hecho falta una serie de factores sociohistóricos para que una agresión en el contexto familiar sea etiquetada como un caso de violencia familiar; de la misma manera que haría falta otro tipo de contexto sociohistórico para que la violencia familiar fuera vista como una forma de violencia política. La importancia del contexto se pone de manifiesto cuando constatamos que no todas esas formas de violencia que comentábamos más arriba son igualmente probables en nuestra sociedad actual. Por ejemplo, ¿qué es mas probable, que una mujer agreda a su compañero o que éste agreda a aquélla? ¿qué es más probable, que hijos o hijas agredan a sus padres o viceversa? ¿que las hermanas agredan a sus hermanos a al revés? Hay un patrón en esas agresiones que no parece adaptarse a las probabilidades esperadas. Cada uno/a puede agredir a cualquier otro/a, sí, es cierto. Pero las cosas suceden de manera distinta la mayor parte de las veces, siguiendo patrones y normas que consiguen regular la dirección de la violencia y que constituyen la marca de un tipo de sociedad concreta. Como una aportación más a la inteligibilidad de la violencia, vamos a presentar aquí algunas aportaciones que ha realizado la Psicología Social al entendimiento de los comportamientos agresivos y de la violencia social. Lo hacemos desde nuestra ubicación disciplinar y académica porque es la que conocemos mejor, pero también porque nos va permitir ilustrar cómo articular procedimientos de análisis desde perspectivas bien distintas y con enfoques diferentes. Y, finalmente, porque nos da pie a ilustrar las influencias que ejerce el contexto social, histórico e ideológico sobre la comprensión de cualquier proceso social como la agresión y la violencia.
Drets: Aquest document està subjecte a una llicència d'ús Creative Commons. Es permet la reproducció total o parcial, la distribució, la comunicació pública de l'obra i la creació d'obres derivades, fins i tot amb finalitats comercials, sempre i quan es reconegui l'autoria de l'obra original. Creative Commons
Llengua: Castellà.
Document: Article ; recerca ; article ; publishedVersion
Matèria: Agressivitat ; Psicologia Social ; Teories instintivistes ; fustració-agressió ; Aprenentatge social ; Visió construccionista ; Agresividad ; Psicología Social ; Teorías instintivistas ; Fustración-agresión ; Aprendizaje social ; Kitty Genovese ; Visión construccionista ; Aggressiveness ; Social Psychology ; Instinctivists Theories ; frustration-aggression ; Social Learning ; Constructionist vision
Publicat a: Athenea digital : revista de pensamiento e investigación social, N. 2 (2002) p. 68-77, ISSN 1578-8946

Adreça alternativa: http://www.raco.cat/index.php/Athenea/article/view/34105


10 p, 109.1 KB

El registre apareix a les col·leccions:
Articles > Articles publicats > Athenea digital
Articles > Articles de recerca

 Registre creat el 2006-05-19, darrera modificació el 2016-06-12



   Favorit i Compartir