Per citar aquest document: http://ddd.uab.cat/record/98444
Razonamiento clínico y entrevista clínica
Martín, Fernando
Delgado Marroquín, María Teresa

Data: 2009
Resum: El razonamiento clínico y la entrevista clínica son componentes fundamentales de la competencia profesional. Los programas formativos de diferentes especialidades médicas dan una gran importancia a estos componentes. En la Medicina de Familia estos componentes se consideran básicos. El aprendizaje de habilidades de entrevista clínica redundan en una mejor asistencia, de mayor satisfacción de los pacientes, y de disminución de problemas jurídico-legales. La medicina no es una ciencia exacta. Existe una gran variabilidad en muchos aspectos asistenciales, entre otros, los relativos a las enfermedades, los pacientes, las pruebas diagnósticas y los tratamientos. Los medios de comunicación dan una imagen de certeza en las realizaciones sanitarias, que no se corresponden con la realidad. Esto genera unas expectativas en la población, que son volcadas en muchas ocasiones en las entrevistas. Los médicos de Familia contamos con algunas herramientas para movernos en la incertidumbre, entre otras, la información biomédica (guías de práctica clínica, formación continuada, etc. . ) , el trabajo en equipo, el conocimiento de los pacientes, la comunidad en donde viven, y una relación asistencia que se prolonga en el tiempo. Durante la entrevista podemos utilizar diversos esquemas de razonamiento clínico . como el reconocimiento de patrones, el razonamiento inductivo, los guiones personalizados o el razonamiento hipotético deductivo. La anamnesis y la exploración suele ir dirigida a verificar o rechazar las hipótesis que vamos elaborando ya desde el inicio de la entrevista. La mejora de las habilidades de comunicación posibilitan en obtener mas información de los pacientes. Información no solo de los aspectos biomédicos, sino también de aspectos psicosociales y de las ideas y expectativas de los pacientes. El tener mejor información es importante para elaborar mejores diagnósticos. Las herramientas del razonamiento clínico se mejoran cuando la información de la que disponemos es mas extensa y relevante. La entrevista clínica, tradicionalmente se ha diferenciado en varias partes. La primera es conectar con el paciente para lo que son precisas habilidades del entrevistador como la cordialidad, la empatía y la asertividad. Precisa de la utilización de recursos como un control de la reactividad , para permitir la expresión de los problemas por los que acude el paciente a la consulta. El uso adecuado de la comunicación verbal y no verbal crea el clima de confianza tan necesario para establecer una relación terapéutica con el paciente. Una vez expresados los motivos de consultas, corresponde al entrevistador delimitar y concretar las demandas para poder negociar la agenda a tratar. En muchas ocasiones el motivo real de la demanda no se va expresar en un primer momento sino que aparece a lo largo de la entrevista como una razón de demanda oculta. Igualmente pueden aparecer agendas ocultas por parte del paciente, que se vayan manifestando a lo largo de la entrevista. La prevención de demandas aditivas es una técnica a utilizar , sobre todo el la fase de limitación de las demandas Potenciar técnicas que facilitan la expresión del paciente. Las técnicas propias de la fase exploratoria de la entrevista semiestructurada nos permiten conseguir una información más precisa del problema que nos presenta el paciente. La escucha activa nos puede facilitar la detección de pistas que orienten hacia otros componentes no estrictamente biomédicos, como el mundo de las emociones y los sentimientos, o bien de los aspectos psicosociales. Podemos realizar este salto mediante técnicas tan potentes como los señalamientos o mediante preguntas orientadas a estos aspectos. En un modelo centrado en el paciente tratamos de atender no solo a la enfermedad sino a la globalidad del paciente, para lo que es importante indagar aspectos sobre las ideas, la visión o las expectativas del paciente: qué espera de nosotros o del sistema en relación a su problema y cual es su punto de vista respecto a la causa de sus dolencias. También nos aportará información, en qué modo el problema en su vida familiar, laboral , personal o social. Tras la anamnesis, la exploración física es parte importante del contacto con el paciente. En la exploración que habitualemnte realizamos en primaria, suele estar sistematizada en el caso de protocolos o bien va orientada a verficar o decartar las hipótesis generadas en el entrevista clínica. El hallazgo de nuevos datos exploratorios puede conllevar una reformulación de las hipótesis diagnosticas o reeencuadre.
Drets: Tots els drets reservats
Llengua: Castellà
Document: article ; recerca ; publishedVersion
Publicat a: Revista clínica electrónica en atención primaria, Núm. 17 (Maig 2009) , p. 1-6, ISSN 1887-4215



6 p, 165.0 KB

El registre apareix a les col·leccions:
Articles > Articles de recerca
Articles > Articles publicats

 Registre creat el 2012-09-05, darrera modificació el 2016-06-05



   Favorit i Compartir