Per citar aquest document: http://ddd.uab.cat/record/98666
Estrategias de las organizaciones sanitarias para la mejora de la utilización de medicamentos
Catalán, Arantxa
Diego, Laura
Pons, M. Àngels

Data: 2008
Resum: El principal objetivo de las organizaciones sanitarias en relación con el empleo de medicamentos, es proporcionar los mejores resultados sanitarios mediante el empleo de una adecuada terapéutica farmacológica, sin comprometer la calidad de la asistencia y la seguridad del paciente. No hay que olvidar que los parámetros que determinan la adecuación de la terapéutica farmacológica hacen referencia no sólo a la calidad científico-técnica -seguridad y eficacia- del medicamento prescrito, sino también a su adecuación a la situación clínica concreta del paciente y a la efectividad y eficiencia de los tratamientos prescritos (OMS, 2002). Para avanzar en esta línea, el sistema sanitario dispone de relativamente pocos recursos para introducir mejoras en los hábitos de prescripción de sus profesionales así como para contribuir a racionalizar el empleo que de los medicamentos hace la población general. Por ello resulta especialmente relevante que las estrategias de mejora de los decisores sanitarios, se ajuste a los pasos siguientes: a) identificar de manera inequívoca los aspectos relacionados con el empleo de fármacos susceptibles de mejorar y elaborar directrices basadas en la mejor evidencia científica disponible, b) seleccionar la intervención sanitaria más efectiva en cada caso e identificar los recursos necesarios para llevarla a cabo y finalmente, c) identificar los beneficios obtenidos y los costes que se derivan de los cambios de comportamiento conseguidos. Sin embargo, la realidad es que la mayoría de las iniciativas desarrolladas van orientadas a controlar el gasto farmacéutico y sólo algunas se dirigen a mejorar aspectos de calidad científico-técnica y de adecuación del medicamento a la condición clínica. Se dispone de pocos estudios que midan el efecto de estas intervenciones en términos de resultados en salud. La socialización de la medicina basada en la evidencia y su empleo como base científica para la toma de decisiones en el campo de la tecnología sanitaria, ha comportado la disponibilidad de un elevado número de directrices sobre empleo de medicamentos. Directrices, que son bien valoradas por los profesionales sanitarios especialmente cuando la información proporcionada es sintética y se adapta a las características de su territorio. Más que en la disponibilidad de recomendaciones, la dificultad para mejorar el uso de medicamentos estriba en cómo trasladar la evidencia científica disponible a la práctica clínica. En este sentido, se han empleado diferentes tipos de intervenciones generalmente dirigidas de forma específica a los profesionales sanitarios, pero también algunas de carácter financiero y organizativo. Así, se conoce que cualquier tipo de intervención empleada de manera aislada tiene un efecto modesto, en ocasiones difícil de estimar. Por el contrario, las estrategias múltiples que combinan diferentes intervenciones y que se repiten en el tiempo son las que ofrecen una mayor garantía de éxito, sobretodo si entre ellas se incluye el empleo de incentivos financieros. En nuestro país, caracterizado por la descentralización de competencias en materia de salud, las autoridades sanitarias regionales se han ido dotando -desde el inicio del proceso de transferencias- de una política farmacéutica propia que coexiste con la estatal orientada a la autorización, financiación y fijación de precios de los medicamentos. Así, los incentivos económicos aplicados a la mejora de la calidad de la prescripción de medicamentos se han acabado utilizando con éxito en algunas comunidades autónomas. Por otra parte, se avanza notablemente en el proceso de informatización de la historia clínica y por tanto en la posibilidad de ofrecer a los profesionales sanitarios herramientas de soporte a la toma de decisiones en materia de terapéutica farmacológica. También se están desarrollando intervenciones dirigidas a pacientes empleando herramientas que les facilite la toma de decisiones compartida y que potencia su autonomía. En relación al modelo organizativo, la separación de la financiación de la provisión de servicios y la diversificación de proveedores de atención primaria, ha demostrado contribuir -mediante el fomento de la competencia- a mejoras globales de la calidad de la prescripción de medicamentos en el conjunto del sistema sanitario. En este artículo se revisan las características de las estrategias de mejora del empleo de medicamentos utilizadas por las organizaciones sanitarias de nuestro país y de los países de nuestro entorno sanitario considerados habitualmente de referencia. Asimismo se proporcionan los resultados de dichas intervenciones acompañadas –cuando es posible- por la evidencia científica que las avalan.
Drets: Tots els drets reservats
Llengua: Castellà
Document: article ; recerca ; publishedVersion
Publicat a: Revista clínica electrónica en atención primaria, Núm. 15 (Febrer 2008) , p. 1-8, ISSN 1887-4215



8 p, 190.6 KB

El registre apareix a les col·leccions:
Articles > Articles de recerca
Articles > Articles publicats

 Registre creat el 2012-09-12, darrera modificació el 2016-06-05



   Favorit i Compartir