Per citar aquest document: http://ddd.uab.cat/record/98881
Ensayos clínicos que comparan dos fármacos antihipertensivos
Brotons Cuixart, Carlos

Data: 2005
Resum: Los estudios revisados incluyen los ensayos clínicos que comparan dos fármacos antihipertensivos y con fecha de publicación entre el año 1985 y el 2004. Se han clasificado en función de los fármacos utilizados como primera línea de tratamiento. Existen comparaciones entre los principales grupos de fármacos antihipertensivos: diuréticos frente a betabloqueantes, antagonistas del calcio, IECAS (inhibidores del enzima de conversión de la angiotensina) frente a diuréticos o betabloqueantes, alfabloqueantes frente a diuréticos, IECA frente antagonistas del calcio y antagonistas de los receptores de la angiotensina II (ARA II). El tratamiento ya sea con antagonistas del calcio, alfabloqueantes, IECAS, ARAII, Betabloqueantes o diuréticos muestra globalmente una eficacia similar, aunque se pueden señalar algunas consideraciones. Respecto a la prevención de infarto de miocardio se observa que los IECA son mejores que los diuréticos, que los diuréticos son mejores que los betabloqueantes y que los IECA son mejores que los antagonistas del calcio, y que el amlodipino es mejor que el valsartan. Respecto a la prevención de ictus los fármacos más favorables son el losartan y la benzofluazida. Ninguno de los estudios que comparan dos fármacos antihipertensivos han demostrado una reducción significativa de la mortalidad total. La elección de un fármacos antihipertensivo para iniciar el tratamiento de la hipertensión arterial depende más de consideraciones derivadas de un efecto protector sobre algún órgano de determinado, como por ejemplo, los IECA o ARA II en diabéticos con microalbuminuría o nefropatía, o los ARAII en pacientes con hipertrofia ventricular izquierda. Recientemente dos metaanálisis con fármacos antihipertensivos intentan responder a la pregunta de qué fármaco es el más adecuado para iniciar el tratamiento de la hipertensión arterial. El primero de ellos concluye que el tratamiento con cualquier fármaco antihipertensivo reduce el riesgo de enfermedad cardiovascular-con diferencias según el tipo de enfermedad-, y en general, mayores reducciones en la presión arterial producen mayores reducciones en el riesgo. El segundo metaanálisis concluye que los diuréticos tiazídicos a bajas dosis son el tratamiento más efectivo de primera línea de la hipertensión para prevenir eventos cardiovasculares, aun incluyendo estudios recientes como donde los IECA tenían ligeramente mejores resultados que los diuréticos en pacientes de edad avanzada. Los autores recomiendan que las guías de práctica clínica reflejen esta evidencia, y de hecho, en el mismo número donde aparece esta publicación, aparece el informe del Joint Nacional Committee 7, donde se recomienda explícitamente los diuréticos a dosis bajas (12. 5-25 mg) como tratamiento inicial de la hipertensión, ya sea sólo o en combinación con otros fármacos. Esta es una opinión que sigue siendo discutible, y otros organismos recomiendan como primera línea cualquiera de los cinco grupos terapéuticos que han demostrado un beneficio en términos de morbimortalidad.
Drets: Tots els drets reservats
Llengua: Castellà
Document: article ; recerca ; publishedVersion
Publicat a: Revista clínica electrónica en atención primaria, Núm. 6 (Gener 2005) , p. 1-5, ISSN 1887-4215



5 p, 162.1 KB

El registre apareix a les col·leccions:
Articles > Articles de recerca
Articles > Articles publicats

 Registre creat el 2012-09-14, darrera modificació el 2016-06-05



   Favorit i Compartir