Control de las endoparasitosis en el ganado ovino
García Romero, Carmelo (Laboratorio de Parasitología Animal)
Valcárcel Sancho, Félix (Laboratorio de Parasitología Animal)
Olmeda García, Ángeles Sonia (Universidad Complutense de Madrid. Departamento de Patología Animal)
Corchero, Juan Manuel (Laboratorio de Parasitología Animal)
Luzón Peña, Mónica (Universidad de Madrid. Departamento de Patología Animal)
Martínez, A.A. (Castilla-La Mancha. Delegación de Agricultura y Medio Ambiente)
Verona, M.A. (Castilla-La Mancha. Delegación de Agricultura y Medio Ambiente)
Caride, E. (Universidad Complutense de Madrid. Departamento de Patología Animal)
San Miguel, J.M. (Pfizer Salud Animal)
Rojo Vázquez, Francisco A. (Universidad de León. Departamento de Patología Animal)

Date: 2000
Abstract: Alcanzar un equilibrio entre la población cervuna por hectárea y la capacidad productiva del territorio es fundamental en cualquier explotación cinegética. En general se estima que 5-10 animales por km2 es una densidad adecuada. Para reducir el exceso de población es muy eficaz intensificar la presión cinegética y realizar descastes selectivos para eliminar ciervos defectuosos genéticamente o individuos muy debilitados. La alimentación debe adaptarse a las necesidades fisiológicas y, en función de las disponibilidades forrajeras, puede ser necesaria una suplementación alimenticia. El manejo de las praderas y la correcta construcción y distribución de comederos y bebederos pueden reducir la presentación de problemas parasitarios. La vigilancia epidemiológica de otros animales silvestres y domésticos, así como la desparasitación de los animales destinados a la repoblación contribuyen a potenciar la eficacia de los programas sanitarios. La ausencia de vacunas eficaces hace que los tratamientos antiparasitarios sean imprescindibles, teniendo en cuenta que se ha observado una menor eficacia de los productos en comparación con los rumiantes domésticos. El objetivo de los planes técnicos de ordenación cinegética es por tanto conseguir un equilibrio parásito-hospedador-agrosilvosistema, cuidándose al máximo el bienestar animal. Para ello, la lucha contra las enfermedades parasitarias debe contemplarse de una forma integrada, combinando medidas de manejo e higiénico-sanitarias con la aplicación estratégica de productos antiparasitarios en función de los periodos de riesgo de infección y de las etapas fisiológicas del animal. En este sentido recomendamos dos tratamientos anuales: a finales de invierno y a finales de verano-principios del otoño, momentos en los que coinciden las épocas de mayor riesgo de infección con etapas fisiológicas críticas.
Rights: Tots els drets reservats
Language: Castellà.
Document: article ; publishedVersion
Published in: Ovis, N. 69 (2000 ) , p. 69-79, ISSN 1130-4863



11 p, 578.8 KB
 UAB restricted access

The record appears in these collections:
Articles > Published articles

 Record created 2007-11-26, last modified 2019-03-02



   Favorit i Compartir