Per citar aquest document: http://ddd.uab.cat/record/98448
El paciente en el proceso del razonamiento clínico : comunicación del riesgo
Millaruelo Trillo, José Manuel
Delgado Marroquín, María Teresa

Data: 2009
Resum: La comunicación del riesgo puede ser necesaria en infinidad de contextos. La mayoría de autores están de acuerdo en que para conseguir una comunicación adecuada es necesario establecer una relación de mutuo respeto y confianza entre los implicados, habitualmente médico y paciente. Cuando el médico plantea una opción terapéutica al paciente debe a su vez, comunicarle el riesgo y las expectativas de beneficio. Y no somos muy eficientes en la labor de comunicar riesgos, aunque muchos consideran que debería ser una de nuestras principales misiones. Los números no son suficientemente claros en muchas ocasiones y muchas personas creen que 1/25 es una probabilidad menor que 4/250. Las palabras son pocas veces lo suficientemente clarificadoras; "raro", "excepcional" ó "frecuente" pueden significar cosas distintas para diferentes personas, en distintos escenarios sanitarios. Las gráficas y dibujos pueden ayudar a hacer más visual una información, pero hay poco hábito de utilización de esas herramientas y también son susceptibles de ofrecer una "distorsión" de la realidad. Por si la complicación no fuera suficiente, la respuesta de los pacientes a nuestras alternativas depende mucho del ?encuadre? con el que expliquemos el riesgo, lo que permite y facilita manipulaciones en uno u otro sentido, generalmente no buscadas. Pero en esa situación tan especial que constituye el encuentro medico-paciente, la comunicación del riesgo es arriesgada, valga el juego de palabras. Somos predeciblemente propensos a tener sesgos en nuestros juicios sobre los riesgos y en el uso de la información. Y falibles, por tanto en nuestras conclusiones. Además, hay pocos problemas médicos en los que la información disponible sobre el riesgo sea inequívoca, veraz y precisa. Y en ningún caso tiene en cuenta aspectos psicosociales, que son sin duda de enorme interés para el individuo concreto al que ofrecemos una información fiable si, pero extraída de estudios para una población global. La comunicación es siempre bidireccional y debemos plantearnos como reciben los pacientes las informaciones sobre riesgos. El componente racional no es el único componente, tal vez tampoco el más importante, a la hora de tomar decisiones. Existen influencias que pueden parecer irracionales y que explican la percepción individual del riesgo. Podemos señalar entre ellas las experiencias previas, la influencia de las redes sociales y los medios de comunicación, el miedo a la enfermedad, la fascinación por la tecnología ó el deseo inalienable de tomar la responsabilidad sobre su salud. El riesgo puede ser también voluntario ó impuesto, familiar o desconocido y ello puede afectar al grado de temor y puede ser también concentrado o dispersado en el tiempo. También es muy influyente la naturaleza del riesgo. Según su naturaleza la sensibilidad del individuo y su conocimiento aumentan. Se tiende a sobreestimar la posibilidad de riesgos raros y graves (como un tornado) e infraestimar el riesgo de causas comunes como la diabetes o el cáncer. También se sobreestima el riesgo si es involuntario, inevitable, poco explicable por la ciencia ó sujeto a contradicciones. Clarificamos estos y otros conceptos en las próximas líneas acompañándolos en ocasiones de explicaciones gráficas, que también para los sanitarios son más elocuentes.
Drets: Tots els drets reservats
Llengua: Castellà
Document: article ; recerca ; publishedVersion
Publicat a: Revista clínica electrónica en atención primaria, Núm. 17 (Maig 2009) , p. 1-7, ISSN 1887-4215



7 p, 152.2 KB

El registre apareix a les col·leccions:
Articles > Articles de recerca
Articles > Articles publicats

 Registre creat el 2012-09-05, darrera modificació el 2016-06-05



   Favorit i Compartir