Per citar aquest document: http://ddd.uab.cat/record/98763
El papel de los profesionales de la salud en la detección y prevención de la violencia doméstica
Gracia, Enrique
Lila, Marisol

Data: 2007
Resum: Hoy en día, la prevalencia de la violencia doméstica en todo el mundo, su impacto a corto y largo plazo en la salud mental y física de las mujeres y las consecuencias negativas que tiene para las familias, las comunidades y la sociedad en general, convierten a la violencia doméstica en una prioridad de salud pública. Los profesionales de la salud no pueden permanecer ajenos: su intervención es necesaria en la prevención, detección y tratamiento de este problema, siendo imprescindible una aproximación integral y coordinada con otros profesionales e instituciones. Son todavía demasiados los casos que se quedan sin denunciar. De hecho, la violencia contra las mujeres ha sido reconocida por la ONU como “el crimen encubierto más frecuente del mundo”. Al igual que otras conductas estigmatizantes y contranormativas que tienen lugar en un entorno privado, esta violencia se denuncia con muy poca frecuencia. Para representar adecuadamente este fenómeno se ha utilizado la metáfora del “iceberg de la violencia doméstica”. Una metáfora en la que los casos denunciados de violencia doméstica (normalmente los casos más extremos de violencia) y los homicidios de mujeres a manos de sus compañeros sentimentales representan únicamente la punta del iceberg. De acuerdo con esta metáfora, la mayoría de los casos se encuentran sumergidos y son supuestamente invisibles para la sociedad. Probablemente, son muy escasos los problemas de salud pública que compartan esta característica: una situación o condición está afectando al 25% de la población, pero únicamente unos pocos afectados, entre el 2,5 y el 15%, informan que están sufriendo esta situación. Desde el ámbito de la salud se puede desempeñar un importante papel en la prevención de la violencia doméstica y en el apoyo a las víctimas. Y es que, ciertamente, el ámbito de los profesionales de la salud, con una mayor concienciación sobre el problema de la violencia en la familia, puede desempeñar un papel crucial en la identificación de casos de violencia doméstica que, probablemente, de otra forma quedarían sumergidos entre el silencio de las víctimas y el silencio e inhibición de su entorno social. Sin embargo, los índices de detección de violencia doméstica en hospitales y servicios de urgencia aún son muy bajos, a pesar de ese alto índice de mujeres víctimas de violencia doméstica que visitan los servicios de urgencias en busca de tratamiento. Este hecho puede estar reflejando tanto las reticencias de las mujeres de admitir las causas de sus lesiones como el fracaso de algunos profesionales de la salud en indagar más. No obstante, los servicios de urgencias, así como consultas y clínicas privadas, se encuentran entre los lugares más importantes y también menos reconocidos para iniciar una intervención. Mujeres que no buscarían ayuda en refugios o centros de acogida o que no llamarían a la policía, podrían acudir a su médico de cabecera, aunque fuera con una queja vaga. En este sentido, una mayor concienciación y formación de los profesionales de la salud, así como dominar las técnicas de entrevista y protocolos de identificación facilitaría el que médicos y otro personal sanitario pudiera prestar ayuda a la mujer maltratada.
Drets: Tots els drets reservats
Llengua: Castellà
Document: article ; recerca ; publishedVersion
Publicat a: Revista clínica electrónica en atención primaria, Núm. 12 (Març 2007) , p. 1-7, ISSN 1887-4215



7 p, 165.0 KB

El registre apareix a les col·leccions:
Articles > Articles de recerca
Articles > Articles publicats

 Registre creat el 2012-09-13, darrera modificació el 2016-06-05



   Favorit i Compartir