Per citar aquest document: http://ddd.uab.cat/record/98788
La evaluación clínica del dolor
Malouf, Jorge
Baños, Josep-E.

Data: 2006
Resum: La evaluación del dolor constituye uno de los elementos más importantes para conseguir un tratamiento eficaz. Al contrario de lo que sucede con otros cuadros clínicos, el dolor tiene unas características subjetivas que obligan con frecuencia a depender de la valoración del paciente para establecer su intensidad y sus características, así como la respuesta al tratamiento analgésico. En el ámbito clínico existen diferentes instrumentos psicométricos para valorarlo de forma adecuada y algunos de ellos han demostrado poseer una validez y una fiabilidad adecuada para ser de utilidad en la práctica diaria. En general, se distinguen tres tipos de métodos, los fisiológicos, los conductuales y los autovalorativos. Los primeros tienen una limitada utilidad debido a las numerosas situaciones que pueden influenciar sus resultados y a que sólo se alteran de forma importante cuando la intensidad del dolor es elevada. Los métodos conductuales son de elección en niños sin capacidad verbal o en personas adultas que son incapaces de comunicarse de forma adecuada. Su principal problema es que los comportamientos que se evalúan pueden carecer de especificidad dolorosa, lo que dificulta la determinación adecuada de la intensidad del dolor. Finalmente, los autovalorativos son aquellos en que la información se obtiene del propio paciente. Por esta razón, son eminentemente subjetivos pero han mostrado ser los más útiles en las condiciones de práctica médica habitual. Se distinguen dos grandes grupos, los unidimensionales y los multidimensionales. Los primeros evalúan la intensidad del dolor y los más empleados son las escalas verbales, las numéricas y las analógicas visuales. Todas ellas son válidas y fiables, pero presentan también limitaciones relacionadas con la elección de los términos para describir la intensidad del dolor (descriptores) y en algunos casos, como en la escala analógica visual, determinados pacientes pueden tener dificultades para comprender qué se pide de ellos. Junto a los instrumentos unidimensionales, se encuentran los multidimensionales, como el McGill Pain Questionnaire (MPQ). Estos instrumentos evalúan las características del dolor, además de la intensidad, y permiten disponer de una descripción más completa de la situación motivo de estudio. En ocasiones, permiten incluso el diagnóstico etiológico del proceso que refiere el paciente. En su contra tienen la necesidad de realizar validaciones en cada idioma y el tiempo necesario para su aplicación, lo que las hace menos útiles en el dolor agudo. Se dispone de una versión española del MPQ desarrollada por Lázaro y cols. y llamada McGill Pain Questionnaire – Spanish Version.
Drets: Tots els drets reservats
Llengua: Castellà
Document: article ; recerca ; publishedVersion
Publicat a: Revista clínica electrónica en atención primaria, Núm. 10 (Setembre 2006) , p. 1-8, ISSN 1887-4215



8 p, 154.6 KB

El registre apareix a les col·leccions:
Articles > Articles de recerca
Articles > Articles publicats

 Registre creat el 2012-09-13, darrera modificació el 2016-06-05



   Favorit i Compartir