Per citar aquest document: http://ddd.uab.cat/record/98861
Vacuna de la varicela
Pericas Bosch, Juan

Data: 2005
Resum: La varicela es una enfermedad infecciosa con alta incidencia en niños y mucho menor en adultos. Constituye un importante problema de salud por el gran número de casos que se producen. Su importancia clínica se debe, sin embargo, a sus complicaciones, más frecuentes en adultos, inmunodeficientes y niños de pocos meses. Acarrea importantes costes, no sólo por el consumo de recursos y servicios de salud, tanto en la atención primaria como en la hospitalaria, sino también costes sociales indirectos: pérdida de horas laborales por los familiares o cuidadores, pérdida de horas escolares, necesidad de desplazamientos, etc. No siempre es una enfermedad benigna. La mortalidad, en general baja, al estar vinculada a las complicaciones, resulta también significativamente superior en adultos, lactantes y pacientes afectos de algún tipo de inmunodeficiencia. Anualmente se presentan en España unos 300. 000 casos de varicela, que comportan alrededor de 1. 000-1500 hospitalizaciones y 5-6 defunciones. Se dispone de vacunas contra esta enfermedad, ya comercializadas en España, que han demostrado ser eficaces y seguras. Existen aún importantes dudas acerca de los efectos sobre la epidemiología de la varicela y del herpes zóster que la generalización del empleo de la vacuna pudiera ocasionar en el futuro. Se discute también cuál es la mejor estrategia para su implementación, en función de los costes de la estrategia elegida, los beneficios obtenidos con cada una de ellas y como pueden modificar la distribución etaria actual de los casos de varicela y de herpes zóster. Algunos países han optado por la vacunación sistemática de todos los niños en el segundo año de vida, complementada por la vacunación de los adolescentes susceptibles y de los sujetos incluidos en determinados grupos con alto riego de padecer varicela grave. Otros, entre los que se cuenta España, a partir de este año, prefieren vacunar de forma sistemática solo a los adolescentes y de forma selectiva a las personas pertenecientes a dichos grupos de riesgo. En cualquier caso, y se elija la estrategia vacunal que se elija, será necesario un seguimiento epidemiológico a largo plazo de la incidencia de varicela en los diferentes grupos de edad (niños, adolescentes y adultos) y sus complicaciones. Similar seguimiento deberá efectuarse sobre la incidencia de herpes zóster. Existen algunas diferencias entre las dos vacunas contra la varicela disponibles de nuestro país (Varilrix®, de GSK, y Varivax®, de Sanofi Pasteur MSD), especialmente en cuanto a las indicaciones aceptadas para cada una de ellas. Según su ficha técnica, Varilrix se encuentra indicada en individuos susceptibles de 13 o más años, pacientes de alto riesgo de padecer varicela grave y contactos susceptibles sanos de estos pacientes (en este caso a partir del año de vida). Varivax, por el contrario, está indicada para la vacunación primaria de individuos de edad igual o superior a 12 meses. En ambas fichas técnicas se contempla su indicación para la profilaxis de los individuos susceptibles tras la exposición a un caso de varicela. Ambas vacunas son estables entre +2/+8ºC, son muy sensibles al calor y deben administrarse por vía subcutánea lo antes posible tras su reconstitución. La vacunación consiste en una sola dosis en los menores de 13 años y dos dosis a partir de esta edad, separadas un mes. No se han efectuado, por el momento, recomendaciones sobre la necesidad de revacunación. Pueden administrarse junto a cualquiera de las vacunas incluidas en el calendario de vacunaciones sistemáticas vigente. Si no se administra simultáneamente a la vacuna triple vírica, debe espaciarse la administración de ambas vacunas un mínimo de 4 semanas. En USA, país donde antes se incorporó la vacuna de la varicela al calendario de vacunaciones sistemáticas (a los 12-18 meses), la efectividad global de la vacuna fue del 87%, especialmente en el primer año después de la vacunación (97%), disminuyendo al 84% a los 2-8 años de recibida la vacuna. La efectividad para la enfermedad moderada-severa fue del 97%.
Resum: Cierto número de individuos vacunados contra la varicela sigue padeciendo esta enfermedad, ya que la protección conferida por la vacuna no es completa. La incidencia de varicela breakthrough (varicela aparecida en sujetos previamente vacunados) es del 2. 5% anual (14. 8% en controles históricos previos al inicio de la vacunación sistemática), aumentando al 16% si la fuente de contagio es un contacto familiar (87% en los no vacunados). Es una varicela habitualmente leve, con menos elementos, afectación general y complicaciones que la varicela causada por la infección natural.
Drets: Tots els drets reservats
Llengua: Castellà
Document: article ; recerca ; publishedVersion
Publicat a: Revista clínica electrónica en atención primaria, Núm. 8 (Novembre 2005) , p. 1-10, ISSN 1887-4215



10 p, 183.3 KB

El registre apareix a les col·leccions:
Articles > Articles de recerca
Articles > Articles publicats

 Registre creat el 2012-09-14, darrera modificació el 2016-06-05



   Favorit i Compartir